viernes, 17 de julio de 2009

Cuando el logo de tu empresa no queda como querías...


Este (el de la arriba a la izquierda) es uno de los últimos trabajos que estamos realizando en el estudio. Se trata del logotipo de un taller de interiorismo, desde el principio trabajamos con la idea de un logotipo totalmente tipográfico con la g duplicada (sería muy largo explicar el porqué, pero resumiremos diciendo que tiene relación con la estructura de la empresa). Después de buscar distintas soluciones gráficas a este planteamiento llegamos a la que se puede ver en la imagen de la izquierda. Perfecto, ya está: sencillo, con personalidad.... Cuando nos alejamos del ordenador para ver el trabajo con perspectiva lo tuvimos claro, habíamos diseñado un logotipo genial para una óptica.
Esas gafitas redondas que podemos ver todavía en las fachadas de las ópticas (no sabemos los años que lleva este icono indicándonos el tipo de establecimiento, pero desde luego es un buen ejemplo de que cuando un diseño funciona, no pierde vigencia), esas gafitas se habían colado en nuestro logotipo.
Ahora tendremos que trabajar para corregir este error, ya os enseñaremos el resultado. Pero de momento esta anécdota nos ha servido para reírnos un rato, para estrenar nuestro blog y para recordar un email que recibimos hace tiempo y que llevaba por título "Cuando el logo de tu empresa no queda como querías..." los ejemplos, los podéis ver en la imagen de abajo.